13.12.09

Banham y la estética del colectivo porteño

.
Al visitar Buenos Aires a fines de los años '60, el crítico inglés Reyner Banham quedó deslumbrado por las figuras y firuletes que ostentaban los colectivos, aquellos "Bus Pop" a los que luego se referiría en un artículo a ser subsecuentemente publicado en Londres. "Las libreas de los colectivos constituyen una de las más importantes expresiones del pop art, y son la contribución argentina más original al escenario artístico mundial", expresaba por aquel entonces.[1]

Banham definía al colectivo como un elefante en la jungla de Buenos Aires. Y considerando la condición rotundamente marginal del filete porteño en la cultura de esa época, notaba que "el colectivo vive [...] en su jungla suburbana y los fileteadores también, en su limbo cultural;" para finalmente agregar que "este pop subterráneo es mucho más vital y gratificante que el institucionalizado e imitativo pop de la galería del Instituto Di Tella, especie de Nash House en Buenos Aires" (1968).[2]

Con su cuadrícula de los tiempos de la Gran Aldea, Buenos Aires difícilmente era jungla ninguna. Y, urbanísticamente, si algo podía haberse llamado entonces "jungla" eso era precisamente Londres, siempre notoria por su tejido medieval enmarañado y laberíntico. Otro tanto podría agregarse acerca de su tránsito, mas baste aquí con indicar que Banham por lo visto tendía a confundir Buenos Aires con Jakarta.

Polémica, la apreciación de Banham bien pudo haber tenido su última razón de ser en el famoso "divide y reinarás" colonialista. Asunto de blanco o negro, su generalización es evidentemente maniqueísta. Por supuesto, algunos de los filetes pintados en los medios de transporte urbano eran supinamente ponderables, pero se debe reconocer que faltaban por aquel entonces tampoco los desagradables y los repetitivos, cuando no mediocres.

Respecto a los artistas argentinos, conviene recordar que fue siempre a los tumbos que ellos tuvieron que abrirse paso. Y, en tales circunstancias, respetable fue el estímulo que oportunamente les brindó el Instituto Torcuato Di Tella.

Sí, es verdad, en ese tiempo había quienes estaban fascinados con el arte extranjero. Pero en lo que concierne a Inglaterra, el interés era por la música de los Beatles, ya que la plástica pop insular prácticamente no tuvo trascendencia ninguna en la Argentina. En otras, no es necesario forzar nada, ya que ningún pintor del POP inglés tuvo el impacto de un Roy Lichtenstein o un Andy Warhol, por mencionar solo a dos.

Pese a lo expresado por Banham, Revuélquese y viva, por dar un ejemplo, fue un memorable emprendimiento de Marta Minujín en Buenos Aires (1964). Verdaderamente creativa, la escultora contó con el oportuno auspio de ese Instituto al que Banham, haciendo gala de su típica flema insular y crítica, no dudó en descalificar.[3]

Bueno es indicar que ponderando al filete porteño, el crítico de arquitectura Reyner Banham demostró además ser un total inconsecuente en lo que concierne a su Teoría y diseño en la primera era de la máquina, aridísimo texto que otrora dedicó a la estética purista y a su imaginaria Solución Final para el Problema del Ornato Aplicado.[4]

Mariano Akerman
Islamabad, 13 de diciembre de 2009

Notas
1. "Oficios: el fileteador," Patrimonio, Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, 2004 (Catalina Pantuso, “El fileteado: un estilo porteño para la imagen ciudadana,” Soles Digital, Buenos Aires, 27.5.2005; Diario El Vigía, Avellaneda, accedido 30.11.2009).
2. Ibid.
3. Jorge López Anaya, Historia del arte argentino, Buenos Aires: Emecé, 1998, pp. 295ff. En 1964, Minujín fue invitada al Premio Nacional Di Tella, centro de referencia de los artistas de la época, donde expuso Eróticos en technicolor y Revuélquese y viva. En la segunda obra los espectadores debían ingresar en una tienda de tela, goma pluma y madera, repleta de colchones multicolores, para echarse luego en una especie de cama y dar vueltas para cumplir así con el propósito explícito de la artista: "unir arte y vida" (Wikipedia).
4. Peter Reyner Banham, Theory and Design in the First Machine Age, Londres: The Architectural Press, 1960. En su libro Banham se ocupa, entre otras, de "Adolf Loos y el Problema del Ornamento" (Adolf Loos and the problem of ornament, pp. 88ff).

Imágenes. 1. Dragón oriental bípedo y otros ornamentos fileteados en el lateral de un colectivo porteño, Buenos Aires, Argentina (Ana Costia, "Colectivos antiguos de Buenos Aires," La dimensión argentina, 1.10.2009); 2. Antiguo colectivo de la línea 109 (1928), fileteado antes de ser aplicadas las restricciones de 1975 (María Paz Aizpurúa, "Los viejos colectivos porteños vuelven a Puerto Madero," La Nación, 15.1.2005); 3. Ford doble A Fileteado, 1931 (Roberto Fiadone, Wikipedia); 4. Lennon y su Rolls Royce fileteado, 1965 (Internet); 5. Marta Minujín; 6. Fileteado especialmente para John Lennon: Rolls Royce Phantom V, con teléfono, televisión y heladera incorporados (Goodwood Festival of Speed 2004).

4 comments:

Santa Ruty said...

Bellísimo el artículo. Me encantó y aprendí. 1 Beso

Gee-Gee desde el Centro said...

El fileteado siempre me gusta. Lo encuentro simpático y gracioso. Agrega ornamento a algo tan prosaico como un colectivo. Es un detalle que sólo a los que miran mucho les gusta observar y evaluar. Estoy en esa categoría. La mayoría de la gente no se percata de que existen esos dibujitos en Buenos Aires. En general no mira y cuando lo hace, los colectivos pasan rápido y no hay ni tiempo de reparar en el firulete. Hay que tener sentido estético para prestarles atención. El artículo es claro e ilustrativo, sobre todo para aquellos que no tienen ni idea del tema, ya que les abre una ventanita al panorama porteño. Mission accomplished. Educas a la humanidad. 10 puntos y 1 besito.

Anacostia said...

Hola! Interesante tu página. Anacostia (como el barrio de Washington DC).

Ginamaría Hidalgo said...

Y pensar que yo me compré su libraco y ahora que terminé de leerlo resulta que Banham había traicionado sus propios principios funcionales: me quiero abrir las venas con la regla T. Gracias por el dato. En Arquitectura ya me oirán.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...